Segundo lunes de cuarentena

Comienza la segunda semana, más calmada, con un plan y una rutina. Desde bien temprano me sumergí en mi #meditandosinangustias y empecé con mi actualización de software.

Una hora le dediqué a Muladhara, chakra de la raíz, bien bloqueado que estaba pero no imposible, hice una rutina de yoga, comí manzana y encendí un incienso de sánalo.

Hacerte presente suena fácil, pero es retador y más con el mood en automático que solemos vivir. Esto es necesario para adentrarse a uno mismo, autoexplorarse y seguro sacar algo mejor.

Mi rutina de la tarde fue cumplir con el detox de @comienzoellunes este consta de 5 día, el primero es limpieza de tu espacios físicos. Definitivamente hacía falta, pero más hacía falta recordar esa sensación de bienestar cuando estamos en orden, cuando dese lo que no necesitas. Finalmente iba a entrenar pero me llegó una noticia que me hizo perder las ganas de todo, lo bueno fue que pude contenerme, respirar, analizar bien las posibilidades y dar una solución. Una de las peores enfermedades que vive el venezolano es la desinformación y ella nos mata más rápido que el virus.

Esto lo iba a subir anoche pero me quedé dormida ejejjejejeje


w/love, Angustia