La poción mágica: Seguridad

Pregunta de Instagram:

¿Siempre has sido segura o fue un proceso?


Aquí dejo unos tips generalizados, pero prometo hacer un vídeo hablando de mi proceso personal.

Para mí, la seguridad se gana a través de un proceso de tres fases:

  1. Frustración

  2. Meditación

  3. Aceptación

Primero, sí, te tienes que golpear con la frustración, entender que eres tú y solo tú lo que observas en el espejo, no hay más.

Segundo, ocurre el trabajo de entender realmente quién eres, mientras trabajas por lo que quieres ser.


Por último, aceptas tu mejor versión, con fallas y errores. Ya vendrá la actualización que probablemente te mejore, así como los teléfonos, nosotros también evolucionamos.

Una vez que ganas la seguridad, entiendes que no eres menos ni más; que con maquillaje, o sin el, igual te puedes ver genial; que tú eliges como quieres estar. Aceptas que hoy te sientes un poco imperfecta, pero que entiendes que vendrán días mejores; entiendes que está bien querer arreglarse y ponerse bella. Porque cuando hablo de la perfección que no ven, hablo de la inseguridad que nosotros sentimos y que los otros no saben, hablo de nuestro trabajo personal.

El mensaje no es obligar a mostrarte siempre sin maquillaje y sin filtro, a sentirte mal porque si te haces una cirugía estética vas en contra de lo real ¡NADA QUE VER! todo está bien mientras tú estés bien. Siempre podrás alcanzar tu propia perfección, pero primero debes entender que esa perfección solo la creas tú.

Vive tu proceso antes de criticar el del resto.



Subir una foto así, cara lavada, hace un año hubiese sido un reto