Angustia who?

Yo les tengo que echar el cuento desde el principio para que puedan entender todo el asunto y la motivación de #LaPerfecciónQueNoVen


Empecemos por quién soy yo...


Me llamo Angélica Gómez, no me llamo Agustina, Augusta, Angosta, Angie, Angie, Ángel, NOT, NADA DE ESO,

JUST ANGÉLICA


- ¿Por qué angustia? Después te cuento.


Siempre he sido una persona segura de mi misma, algo egocéntrica, no sabía que era darme mala vida por algo/alguien; si algo/alguien estaba, BIEN y si no estaba pues, TAMBIÉN.

Pero eso un día cambió, me adentraba formalmente en el mundo del modelaje, ya había salido en algunas fotos para marcas, en uno que otro video musical o de influencers.

Al ver que no me iba mal, pero que tampoco me iba excelente, decidí tomármelo en serio, ya había comenzado a rebajar por cuestiones de salud pero quería tener el cuerpo de miss, lo que no sabía era que la cámara engordaba tanto y que esas misses eran el triple de flaca de lo que se ven en tv, pero ese es otro cuento.


Me convierto en embajadora de un gimnasio en Caracas, todo iba bien hasta que llegamos al punto de la obsesión (prometo hacer una entrada entera echando este cuento) ya iban 12kg perdidos, estaba por debajo de mi normopeso, mi porcentaje de grasa corporal llegaba a 15%, eso es excelente para un atleta pero no para mi, una chica que recién había salido de su vida sedentaria, pues un porcentaje de grasa corporal tan bajo no puede ser algo sostenible en el tiempo, tienes que entrenar arduamente para eso o dejar de darte gustos para siempre, básicamente.

Justo en esta etapa empecé a conocer lo más triste de este mundo, la gente tóxica o los que se aprovechan de la situación, buscando lo que no se les ha perdido (esto amerita otra entrada) Total que mi mente se balanceaba entre el famous qué dirán, qué hago y qué puedo hacer, cómo me veo y cómo me debo ver, complacer el gusto del resto que solo querían verme mal y toda esa tramoya, es fácil contaminarse aquí.

Luego decidí operarme porque con un índice de grasa tan bajo obviamente estaba echa un papel y aunque nunca había sido una opción la tomé sin pensarlo mucho y BAM! Le dije hola a los prejuicios, al reposo absoluto, a la frustración, pues pasé de trabajar y hacer mil cosas al día a no hacer nada por el postoperatorio, acto seguido se me complica y es cuando decido retirarme por completo, no sirvo de nada si no me recupero primero, ¿cierto?

Una recuperación lenta pero segura, así de lento fui volviendo al trabajo (modelar) pero viene otro golpe de realidad, había perdido definición en el cuerpo y vino a mi la angustia, también había perdido resistencia, HELLO DEAR FRUSTRATION ♥️

Entre tantos tropiezos pensé en desistir y simplemente alejarme pero ¿cómo te puedes alejar de lo que te gusta tan fácilmente? Recordé que existe la meditación, eso era lo que necesitaba: paz, canalizar mis pensamientos y callar mis tontas angustias.


Este es solo el intro de todo lo que se viene y espero que como yo, estés motivado a leer y ver.


Para que conozcas un poco más de mi, te dejo una galería de mi evolución como modelo desde el 2013